miércoles, 27 de marzo de 2013

El futuro de la industria de las bodas

En el 2007, comenté a varios colegas que venía un cambio generacional fuerte en nuestros clientes y  desde el año 2009 ciertamente, nada ha sido lo mismo en este negocio y eso es lo normal!...


Los negocios cambian, como cambian nuestros clientes y en este segmento de negocios tenemos clientes de "una vez" y por lo general bastante jóvenes, pero no por esto son menos exigentes.  Nuestro cliente hoy día está más informado, preparado y es más riguroso en cómo gasta su dinero y en qué.

"VALOR" es la palabra clave en estos próximos 5 años,  es lo que todos buscamos como consumidores de productos y servicios:  una mayor apreciación por nuestro dinero, nos volvemos más exigentes, buscamos nuevas experiencias a costos "razonables" para nosotros - lo cual es meramente subjetivo -



Nos desarrollamos en un negocio cuyo influjo de entrada y salida son emociones y recuerdos, es subjetivo, no hay estándares científicos, no hay sistemas pre definidos, lo cual puede hacernos cuesta arriba la redefinición de nuestros negocios.  Porque no se trata de correr a las primeras de cambio: cuando se deprime el mercado o cuando el cliente se hace "dificil", se trata de pensar como verdaderos empresarios, visionarios, redescubriendo a nuestros clientes: sus necesidades y percepciones, buscar nuevos nichos de mercado e incluso reinventar los que existen.



El "mercado" no es ya algo fuera de nuestro control, si conocemos a nuestros clientes, tenemos el poder para cambiar nuestras ofertas de servicios, el cliente nos muestra el camino y si somos verdaderos emprendedores, lo seguimos y lo ampliamos... Si tenemos que educar a nuestro cliente, pero también debemos saber qué es lo que este busca.  Hoy día no podemos darnos el lujo de dejar bajar nuestro negocio.  Si el mercado ha cambiado, hay que investigar en qué se ha convertido y como llegar nuevamente a el.

Tenemos que saber qué tiene valor para nuestro cliente... si el lo valora, lo comprará.

Y una inmensa área de oportunidad se abre aquí, aunque no parezca, porque la mayoría de quienes trabajan en este sector, no lo hacen con un pensamiento de empresario visionario, la mayoría tiene una visión estrecha y pesimista, que los limita a dar servicios de mala calidad y ateniéndose a lo que siempre "les ha funcionado" así no tengan hoy día los resultados de ayer.

La tarea es, redescubrir a nuestro cliente: que hace, que aprecia, cómo compra, como se divierte, qué busca y qué desea obtener... y cómo mi producto/servicio puede suplir sus necesidades... y hasta más.  Vienen tiempos diferentes, que debemos enfrentar con la mejor actitud y con una mentalidad 100% creativa, aquí es donde se prueban los verdaderos emprendedores.

¿Listo para comenzar?

Dagyi Rivera González
Editora Dialogos Latinos
Wedding planner & Coach de negocios
de bodas y eventos.



3 comentarios:

Bustamante weddingconsultants dijo...

Hola Dagyi, me encanto tu publicacion y cuanta verdad hay en ellas. Felicidades

Dagyi Rivera dijo...

Muchas gracias!...

Francisco Velázquez dijo...

Muy bueno el contenido de tu publicación, gracias por compartir!