lunes, 30 de junio de 2008

EL GLAMOUR DE LA PASARELA GUADÍ 2008 INVITA AL ROMANCE Y LA ELEGANCIA


El pasado mes de mayo, se realizó la ya tradicional pasarela Gaudí para novias. Todo un evento que marca las tendencias en el mundo de las bodas. Para todos los gustos, los prestigiosos diseñadores a nivel mundial más los nuevos talentos, presentaron colecciones con un denominador común: resaltar la femeneidad bajo cualquier concepto.

Por: Alejandra Souto. Consultora de DRAS BODAS, Diseñadora de Modas y miembro ABC Latinoamérica.


Este año en general, se vieron varias colecciones con vestidos cortos, poco convencionales, femeninos y tocados llamativos. Resaltó el uso de texturas en telas en un mismo vestido, cortes princesa, así como la mezcla de blancos con otros colores contrastantes.

Los años ochenta con faldas “bombaches” se vieron de diferentes formas en varias oportunidades, aunque también inspiraciones de décadas más antiguas también se vinieron en el 2008 con un toque de vanguardia. Esta vez, la sencillez y lo recargado no estuvo peleado.

Resaltaron diseñadores de reciente aparición con las colecciones más atrevidas en cortes y color. Así como también diseñadores como Christian Lacroix, con su sello de siempre, con novias siempre románticas.

Hannibal Laguna, ofreció vestidos entallados, con detalles que muestran lujo y romance. Una de las colecciones más aplaudidas y desde mi punto de vista más hermosa. Jesus del Pozo, de igual manera, mostró una colección vaporosa, romántica, con cortes princesa o entallados en el torso, pero con faldas amplias, cómodas, nada rígidas, cinturones de telas con movimiento que realzan la figura pero sin ser entallados, una excelente opción para las novias que quieren verse bien y quizás ocultar ciertos defectitos.


Con su sello de inspiración flamenca, Vitorio & Lucchino, diseñaron vestidos sin dejar la modernidad, los holanes en diferentes versiones, llenan sus creaciones de elegancia, sensualidad y al mismo tiempo de una ternura que recuerda a Andalucía.

video

Rosa Clará, sin perder su marca personal, ofreció diseños para todos los gustos. Cortos, largos, entallados, holgados, con telas suaves o con más cuerpo, sigue transmitiendo elegancia con su sutil sencillez y dominio de los cortes.

También estuvo presente Swarovski con diseños brillantes, recargados, perfectos para novias que desean una boda de etiqueta y que como se observó, viene algo más elaborada que en años anteriores.
Pepe Botella, con diseños sexys, dedicados totalmente a resaltar lo femenino con todos sus modelos, logra realmente llamar la atención con detalles interesantes en cada vestido.

Para los novios, también hubo tendencias muy modernas como la de Devota & Lomba, que trajo la novedad de telas con textura brillosa, modernos y de vanguardia. El smoking para los hombres desde el más formal, hasta versiones menos rigurosas estuvo presente en el desfile de Duyos. Quizás, no muchos novios se atrevan a este tipo de atuendos y se vayan por lo más tradicional, pero vale la pena conocer lo que marca Gaudí, porque siempre da frescura a las bodas.

Como se observó, viene la moda, algo más elaborada que en años anteriores. Revisar la pasarela Gaudí es básico para conocer que el futuro en los trajes de novia, viene marcado por el romance, elegancia y frescura de modelos increíblemente femeninos.


No hay comentarios.: